Aprendizaje 2.0 en las Administraciones Públicas


AprendizLas escuelas, las universidades, y todos aquellos agentes implicados en el aprendizaje y la formación están alterando el modelo tradicional a través de la incorporación de la tecnología. Las Administraciones Públicas no van a ser menos y cada vez más y más se suben a ese tren, a veces en marcha y de forma vertiginosa, pero ya están recorriendo el camino con la tecnología de la mano y adaptándose poco a poco: sin prisa pero sin pausa.

Nunca el aprendizaje ha sido tan interactivo y tan colaborativo como ahora. Jamás los profesores implicados en la formación online habían sido tan capaces de compartir el contenido con los alumnos. Nunca antes los contenidos habían sido tan enriquecedores empleando tal y como sucede cada vez más, nuevos métodos, formatos y materiales. Y qué decir de los cursos en abierto como los de Coursera y totalmente gratuitos desarrollados por universidades de élite de todo el mundo.

La sociedad y las comunidades cada vez están mas incorporadas al mundo digital, el de los vídeos, documentos electrónicos, podcasts y aplicaciones que junto con las herramientas 2.0 fomentan una participación más activa y personalizada en el aprendizaje. Ya lo dijo Edgar Dale en su famosa pirámide del aprendizaje: a mayor interacción del alumno en el proceso del aprendizaje, mayor eficiencia en la transferencia del conocimiento. Pasemos de la pasividad y avancemos hacia la actividad. Está claro, si las Administraciones Publicas quieren acompasarse con el mundo real deben ir hacia eso y en la dirección correcta.

Por eso la creación y elaboración de contenidos formativos ha de ser más creativa y motivadora, aunque requiere un profundo cambio de mentalidad y un gran esfuerzo en todos los agentes implicados en dicha transferencia.

Lo más importante en este cambio tan positivo tanto para los educadores,  formadores y profesores como para los receptores del conocimiento es que mediante el uso de las herramientas 2.0 se logran comunidades de aprendizaje con un fin común, que se relacionan e integran a través de la tecnología. No sólo adquieren conocimientos de forma individual sino que los comparten, lo que supone a mi juicio una de las herramientas más potentes en el camino del aprendizaje.

El desarrollo del aprendizaje además nunca ha sido más respetuoso con el alumno. El ritmo, dentro de unos márgenes razonables, lo determina el receptor y esta en función de su velocidad de captación de contenidos y en cómo necesita y decide asimilarlos. Actúa su voluntad: es más activo. Estos son los componentes más importantes en el nuevo modelo formativo.

No creamos que esto en las Administraciones Publicas es una tarea fácil dado el gran arraigo -como en otros entornos de aprendizaje (escuelas, universidades, etc.)- de la formación presencial y las reticencias por el abandono de la formación tradicional. Quizá por miedo, quizá por comodidad y seguramente desconocimiento. Sobre todo precisa de un gran esfuerzo común e implicación personal que a veces supone vencer barreras. Requiere desarrollar nuevas competencias que no solo van a afectar a la exigencia de unos buenos contenidos sino a la elección de los formatos o incluso medios tecnológicos que se deben usar para producir y publicar los contenidos. Se necesita incorporar, sin excepción, recursos como foros, chats, etc. que permitan interactuar, compartir y colaborar, como ya decíamos, con los demás. En definitiva, el profesor-experto necesita demostrar un dominio suficiente de la materia y de los medios tecnológicos que debe utilizar.

Debe evaluar las ventajas y desventajas de utilizar diferentes medios (los textos digitales, video, multimedia)) para presentar un tema o una idea en particular. Debe integrar múltiples fuentes de información que se presentan en diversos formatos y medios de comunicación (por ejemplo, visualmente, cuantitativamente, por vía oral). Debe tomar decisiones y resolver problemas y evaluar los resultados de esa acción.

Debe integrar en el diseño de su acción formativa el uso estratégico de los medios digitales (por ejemplo, elementos textuales, gráficos, audio, visual e interactivo), y de aquellos recursos formativos para mejorar la comprensión de los resultados, el razonamiento y la evidencia y para agregar interés a la transferencia del conocimiento.

Y todo ello con un objetivo formativo claro y preciso, que a veces es lo más difícil…

…en fin!!!…como decíamos… ¡¡no es tarea fácil!!.

Por eso desde aquí animo e invito a todas las personas con visión de futuro que quieran unirse a este proyecto para que ayuden a promover y a mejorar la adquisición y el desarrollo de estas nuevas habilidades y nuevos retos: Sí, a los empleados públicos 2.0

Anuncios

9 pensamientos en “Aprendizaje 2.0 en las Administraciones Públicas

  1. Guillermo Yáñez Sánchez

    Gerardo, felicidades por el enfoque. Lo 2.0, como herramienta estratégica, se debe utilizar en todo lo que se pueda, en la implantación dela administración electrónica, en los funcionarios, (como bien dices funcionarios 2.0) y, por supuesto, en la formación y en el aprendizaje.

    Hay que superar esos ladrillos de formación “on-line” que se limitan a un simple intercambio de pdfs y algún cuestionario.

    Hay que pensar en el aprendizaje 2.0, en cómo integrar en la formación herramientas y servicios tales como: foros de discusiones, blogs, muros de comentarios,mensajería interna, publicación de vídeos y fotos, grupos de participación, etc., y convertir el aprendizaje en una interesante y completa actividad docente, donde los profesores y alumnos puedan interactuar, socializar, comunicar, organizar y coordinar trabajos y estudios…

    Estoy metido (de lleno) en un proyecto de tutor 2.0, así que comparto plenamente tu opinión.

    Otro saludo.

    Me gusta

    Responder
  2. M Luz

    Un enfoque adecuado, si bien en las Universidades todavía se está muy lejos de este nuevo formato de formación (han incorporado los portales del alumno y profesor, y los contenidos y programas se descargan desde esos sitios Web, y poco más). No obstante, el futuro está en este tipo de contenidos y en la apertura a debates y foros de participación en base a los contenidos proporcionados. Me congratulo de que la formación en la administración en este aspecto no se ha quedado atras.
    Felicidades Fuen por tu enriquecedor análisis.

    M. Luz

    Me gusta

    Responder
    1. Fuencisla Gaitero Autor de la entrada

      M.Luz, aunque queda mucho camino por delante, se hace camino al andar que decía Antonio Machado y creo que es importante tenerlo en cuenta. Me enorgullece que te haya resultado enriquecedor y agradezco de corazón tus felicitaciones.

      Me gusta

      Responder
  3. Pingback: 5 tendencias que están cambiando en la Administración con la formación online | trabajandomásporunpocomenos

  4. Pingback: 5 reglas para usar la videoconferencia en formación | trabajandomasporunpocomenos

  5. Pingback: 6 razones por las que usar la videoconferencia en formación | trabajandomasporunpocomenos

  6. Pingback: 6 razones por las que debemos usar el aprendizaje informal en las Administraciones Públicas #Admon20 | trabajandomasporunpocomenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s