¿Qué hay de la motivación del empleado público?


motivacionFuencisla Gaitero

La edad media de los empleados públicos cada vez es mayor y constituirá un revulsivo hacia una mejora en sus competencias digitales, a pesar de lo que muchos puedan opinar. Pero también necesitamos más empuje para el perfeccionamiento del resto de competencias. En las Administraciones Públicas debemos trabajar en la motivación y automotivación de los empleados públicos pero no con la teoría del palo y la zanahoria. Porque el cambio debe venir desde dentro en todos los sentidos de la palabra.

La reducción de los efectivos en las Administraciones

Es un hecho que cada vez hay menos empleados públicos. No sólo porque se han incrementado las jubilaciones sino porque algunas Administraciones han realizado jubilaciones selectivas en determinados colectivos de empleados cuando aun no se ha cumplido la edad ordinaria.

Cada vez es mayor el deslizamiento de la media de edad hacia valores más altos. Cada vez menos empleados públicos y de más edad. Y en este escenario me planteo ¿ayudarán las TIC a los empleados públicos o por el contrario serán una barrera limitante y cada vez trabajaran menos y peor?

Permítanme un cambio de tercio en la teoría comúnmente acaptada de que la edad dificulta el uso de las TIC. Lo cierto es que la edad y otras situaciones que pueden suponer una barrera como la discapacidad no van a ser el hándicap sino el revulsivo hacia una mayor adaptación de los medios tecnológicos a los recursos humanos. De la misma manera cada vez hay más proyectos de universidades y fundaciones cuyo objetivo es la mejora de la accesibilidad.

Las TIC constituirán un puente y no una barrera

En las Administraciones Públicas lo mismo que está sucediendo en el ámbito privado debemos trabajar también en la adquisición y perfeccionamiento de las competencias digitales. Pero eso sí, dejemos claro que las competencias digitales son adquiridas cuando son necesarias, cuando son útiles y sobre todo cuando se quieren adquirir. Es una falacia que el aprendizaje de este tipo de competencias lo impida la edad.

No, más tiene que ver con la voluntad y con las ganas.

O ¿acaso no tenemos todos algún abuelo, madre o padre de algún familiar, amigo, etc. que hoy en día está buceando por internet, utilizando la banca electrónica, viendo vídeos en YouTube o descargándose libros electrónicos, después de que sus nietos le regalasen por su cumpleaños un e-book?. Así que desterremos el falso mito de que hoy en día sólo los nativos digitales sabrán moverse a través de medios electrónicos, a través de la red y de mantener cualquier tipo de comunicación a través de las herramientas 2.0.

Aprendizaje y voluntad

Nacemos y morimos aprendiendo, pero en ese proceso intervienen los medios, la voluntad y la motivación. Las situaciones limitantes sólo afectarán a la velocidad y rapidez en el aprendizaje. Pero estos factores intrínsecos son en los que debemos trabajar hoy en día. No los extrínsecos.

Es por eso que la motivación es otro de los aspectos de gran relevancia en los que debemos mejorar en las Administraciones Públicas. Necesitamos promover una mayor autonomía, maestría y voluntad en la adquisición de las competencias digitales a las que me refería así como en la mejora y perfeccionamiento del expertís para el desempeño del propio trabajo de cada empleado público.

¿Qué funciona en motivación?

Son los tres motores a los que apunta un experto analista -Dan Pink- al analizar el problema de la motivación partiendo de un hecho que los sociólogos conocen pero no la mayor parte de los que dirigen equipos de personas: los métodos tradicionales de recompensas (extrínsecos) no siempre son tan efectivos como pensamos porque la razón de lo que nos mueve se encuentra en el fondo de nosotros mismos (intrínseco).

Como sostiene en su exposición, ningún economista hubiese previsto hace unos años que fuese posible la aparición de Wikipedia, un modelo de negocio que basa la mayor parte de su contenido en la aportación de millones de usuarios que no obtienen recompensa económica alguna. Y que, en contra de lo que sostienen algunos detractores, contiene un porcentaje de errores de magnitud similar al de otras enciclopedias, no ya impresas, sino digitales.

Por eso es ahora es cuando en las Administraciones Públicas, así como se está haciendo en muchas otras organizaciones que quieran mejorar en eficiencia y en productividad, es inexorable y necesario trabajar en este tipo de motivación y automotivación.

Para sumar voluntades hacia un proceso de cambio y mejora en las Administraciones Públicas.

Parafraseando alguno de mis compañeros del blog: el cambio debe venir desde dentro y en el sentido más amplio y extenso de la palabra.

Enlaces relacionados:

La innovación y la reinvención como elemento de motivación del empleado público

5 razones para emplear el Espacio Abierto en las Administraciones Públicas

6 razones por las que debemos usar el aprendizaje informal en las Administraciones Públicas

10 efectos positivos de la comunicación interna en la Administración 2.0

Anuncios

25 pensamientos en “¿Qué hay de la motivación del empleado público?

  1. alorza

    Gracias por este post. Desde luego, tenemos un problema con las pirámides de edad en las Administraciones. Es el momento de proponer políticas de reemplazo a tiempo parcial, de maner que vayamos, al mismo tiempo, rejuveneciendo las instituciones y paliando el problema del desempleo.

    Llevo un tiempo defendiendo que los trabajadores públicos se esfuerzan más que los privados, precisamente porque tienen mayor motivación intrínseca. Por poner un ejemplo, es más motivante velar por la calidad del agua que beben tus conciudadanos que por vender más agua embotellada que la competencia.

    Me gusta

    Responder
    1. Fuencisla Gaitero Autor de la entrada

      Yo también agradezco tus comentarios,

      Efectivamnete comparto contigo el hecho de que la sóla finalidad del propio servicio público es más motivadora que otros servicios que pueda prestar el sector privado, lo que pasa es que a veces las políticas de comunicación o de integración de los empleados públicos en el trabajo del día a día no permiten que esto que vemos algunos muy patente no lo vean otros.

      Lo que también comparto contigo es que la motivación intrínseca es más poderosa que la extrínseca y yo creo que en estos momentos en los que nos está tocando vivir se está demostrando esto en el desempeño de los puestos de trabajo en el sector público.

      Gracias de nuevo por seguirnos,
      Un cordial saludo

      Me gusta

      Responder
  2. Guillermo Yáñez Sánchez

    Hola de nuevo Fuencisla, puedo corroborar en carne y hueso todo lo que has dicho.
    Desde el año 2008 vivo en el “ostracismo”, pero vivo cómodo. Quizá mi forma de ser no encaje en la forma de ser de mi organización. Entre otros vicios soy inquieto, tiendo a ser sincero y llamar a las cosas por su nombre y, aunque ya lo he aprendido, me cuesta mucho cerrar la boca.
    Todos estos vicios me condenaron al ostracismo, alejado de cualquier mejora salarial (en 15 años he visto una sola productividad creo que de 200,00€, no sé si eran netos); en el año 2011, literalmente nos echaron de nuestro despacho por una necesidad inaplazable (tan inaplazable era que en el 2013 sigue vacío); me quitaron a una persona de la Sección para destinarla a otro departamento; y por su puesto, soy el último mono en enterarme de nada, nada se me consulta, nadie me pregunta, nadie de arriba me escucha,,…,
    Toda esta realidad, no impide un buen nivel de productividad, una activa vida profesional, un buen concepto de uno mismo, un alto grado de seguridad profesional y personal y un buen nivel de motivación.
    ¿Y por qué un empleado público como yo en una situación como la que tengo puede estar motivado?.
    Obviamente estímulos de mi organización no tengo, que si de alguna persona de dentro y de muchas, muchas personas “virtuales”; creo que buena parte radica en la fuerza interior, “la fuerza” como le decía el maestro Yoda a “Luke Skywalker”.
    Otro saludo y buena mañana.

    Me gusta

    Responder
    1. Fuencisla Gaitero Autor de la entrada

      Hola de nuevo Guillermo, lo cierto es que en las Administraciones Públicas debemos de luchar para que las unidades, los servicios, y, en definitiva, todos los recursos humanos involucrados en una organización sean efectivos y productivos porque esto es lo más valioso que tienen.

      También te animo a que sigas intentado que la organización en donde estás destinado pueda aprovechar al máximo todos y cada uno de los efectivos de los que dispone, con tu equipo directo de trabajo y contigo mismo. Hay veces que hay que conciliar criterios y posturas muy divergentes, pero seguro que se puede, de alguna manera.

      Un saludo

      Me gusta

      Responder
  3. davidrjordan

    En mi opinión las TIC facilitan el que las Administraciones puedan aprovechar el conocimiento de los empleados públicos (y la ciudadanía) para la mejora de la eficiencia y productividad de los servicios prestados. Pero como señalas la clave es la motivación (de motivos) que tengan los empleados para contribuir a ello. Por eso, creo que es necesario enfocar la mejora hacia motivos concretos y buscar el compromiso de los empleados.
    Al contrario que Guillermo, tengo la fortuna de ser escuchado por el equipo de gobierno de la institución pública en la que trabajo (la Universidad Pablo de Olavide). Y el mero hecho de ser escuchado ya me ha motivado más que cualquier complemento salarial.
    Por eso, hemos puesto en marcha una iniciativa[1] que pretende escuchar a todos con un motivo concreto: diseñar de forma colaborativa el programa de acción que debe llevarse a cabo en cada uno de los objetivos estratégicos de la Universidad.
    Y efectivamente, las TIC son el puente que facilita esa escucha 🙂
    [1] http://www.upo.es/gobierno-abierto/plan-estrategico-2014-2016/

    Me gusta

    Responder
    1. Fuencisla Gaitero Autor de la entrada

      Hola David, enhorabuena por el Plan Estratégico y sobre todo por fomentar la participación y colaboración de todos aquellos que quieren hacer sugerencias al respecto. Lo analizaré más detenidamente por si puedo aportar algo.
      Gracias por tu participación y por compartir algunas de las ideas que he volcado en mi post. Estoy de acuerdo contigo en que hay que buscar el compromiso de todos los empleados o integrantes de un equipo de trabajo y a veces con sólo incorporar a todos en el debate sobre ciertos aspectos o desarrollo de un proyecto concreto es su área se obtiene aportaciones de grandísimo interes y de total aplicación práctica.

      Un cordial saludo,

      Me gusta

      Responder
  4. D.Ordiales

    Estudié una carrera que pocos pensamos en poder ejercer: de letras. Ahora, por desgracia, es lo habitual. Pero antes se trataba de “motivación”. Me gané la vida durante unos cuantos años formando, asesorando e impartiendo en un centro de estudios especializado en diseño. Y un día, necesitado de un cambió, me incorporé a trabajar para el Estado.
    Lo primero que observé, tras aprobar la oposición, es que no existe un departamento de recursos humanos, que te entreviste y oriente a la hora de que selecciones tu primer puesto dentro del aparato administrativo. Todo lo que hay es un “ranking” de notas que te permite desde tu posición elegir. ¿Pero elegir qué? ¿Se trata de una carrear de fórmula uno? 🙂 
    Pase un año en un puesto administrativo porque no encajaba con el perfil –la oposición era a un cuerpo técnico, aunque sea de letras–. Finalmente, conseguí un puesto informático que no tenía que ver con mis cualidades profesionales. Tras otro periodo de tiempo, conseguí incorporarme a un grupo de trabajo en el que sí podía desarrollar mis conocimientos y experiencia profesional. Aprobé otra oposición: la de los antiguos “beta menos”, ahora “alfa menos”.
    Ha pasado ya casi una década desde entonces. ¿Qué es lo que he aprehendido del aparato administrativo?: compra tus libros, que si los encargas para cuando te los hayan traído, el producto ya habrá cambiado de versión; configura el correo del trabajo en tu móvil, sino tienes el nivel suficiente para tener un móvil de la “manzana”; no esperes que te respondan a ofrecimientos audaces de impartir formación “de manera gratuita”, aun habiéndote dedicado a ello en parte de tu trayectoria profesional; DropBox, You Tube, Linkedin, WordPress, etc. no forman parte de las herramientas que se deben emplear en la eAdministración: invalidan, a diferencia del Marca, el esquema nacional de seguridad; y finalmente, haz tuyo éste lema: ¡no lo resuelvas tan rápido, que das mala impresión”.
    Qué queréis qué os diga. Algunos días –no todos–, no me basta tan solamente con la automotivación personal.

    Me gusta

    Responder
    1. Fuencisla Gaitero Autor de la entrada

      Planteas un interesante tema de debate… Si el actual sistema de acceso al empleo público aunque cumple los principios de merito, capacidad e igualdad es eficaz de cara a la cobertura de las vacantes y necesidades de personal?? ..Para qué sirve el actual sistema de acceso a Cuerpos Generales y Especiales?? …etc..Te invito a que sigas entrando en el blog porque creo que alguno de los próximos post Introduciran más reflexiones sobre el tema.

      Me gusta

      Responder
  5. Estrella Lamadrid

    Gracias Fuencisla por iniciar el debate. Me parece muy triste que cualquier organización condene al “ostracismo” a valiosos trabajadores que pueden aportar mucho o que no tome en consideración las iniciativas para formar gratuitamente a su personal. Opino que tiene mucho que ver con la no existencia de un auténtico Departamento, Unidad, Dirección General o como le queramos llamar de Recursos Humanos y Desarrollo Profesional dentro de la Admon Pública, a diferencia de lo que ocurre en todas las demás empresas de dimensiones similares del sector privado. ¿Alguien se imagina una empresa privada de 20.000 trabajadores sin Departamento de RRHH? Es inconcebible. Bueno, pues eso es lo que sucede en nuestras Admones, algunas como la del Estado supera con creces ese número de personas.
    Tenemos unidades denominadas “Función Pública” pero se ocupan de controlar la asistencia, pagar nuestros sueldos, gestionar el presupuesto del Capítulo 1. Lo que en una empresa privada se llama “Jefatura de Personal”, algo que la mayoría de las grandes empresas han dejado atrás desde hace mas de 20 años para evolucionar hacia la gestión de RRHH (y eso que a mi, la expresión “gestionar recursos humanos” no me apasiona, somos personas no “recursos”). ¿Cuando evolucionaremos nosotros?

    Me gusta

    Responder
    1. Fuencisla Gaitero Autor de la entrada

      Te agradezco también Estrella tu participación. Planteas un tema de gran interés que tiene que ver, a mi juicio, en parte con los propios sistemas de acceso y en la formación que se le da a los empleados públicos no solo en los cursos selectivos que están presentes en determinados procesos selectivos sino en la que después puedan tener los directivos públicos que ocupan posiciones de direccion de equipos dentro de las Adminisraciones Públicas. Te invito a que te suscribas al blog porque en algún post se va a tocar este aspecto dentro de la reforma de las administraciones. Gracias y un saludo.

      Me gusta

      Responder
  6. Maximo Fraile

    Hola a todos/as:
    Mi pie de firma en los correos este 2013 es este: Si pagas igual a quien trabaja como +1, como 0 o como – 1, acabaremos todos trabajando como -1( sabiduría popular de los jefes de servicio Ayto Logroño en 1997) Y es que la motivación intrinseca esta muy bien, pero mi amigo Manolo Serano, de Ayunt Malaga, me enseñó que la clave esta en los 25 % de la curva de Gaus: 25 % siempre a favor de todo, 25 % siempre en cotra de todo, 25 %, que con un poco de estimulo, te los ganas, y 25 % que con mucho esfuerzo y estimulos te los ganas.
    Con la mitivación intrinseca, vamos a tener al 25 % que se ilusiona por todo, a pesar de las adversidades, pero al resto, incluso al otro 25 % que se ilusiona con poco, mi experiencia, de mas de 15 años impulsando los sitemas de calidad y la mejora en Ayuntamiento de Logroño y en Gobierno de La Rioja, me dice que necesitamos sistemas de reconocimiento externo.
    Y por vender mis productos, en calidad decimos que lo que se mide mejora: que sencillo sería ( y que util) disponer de una sencilla carta de compromisos ( o de servicios) y con ella medir y reconocer a las personas de los servicios.
    ¿Reconocimientos?, sencillos, ricos y económicos, como los platos de Chicote en “Pesadilla en la Cocina”: a los que alcancen objetivos no descontar parte del sueldo por los primeros días de baja ( si sus compañeros han seguido cumpliendo y el hara cumplir cuando otros esten de baja) 2 días de libre disposición por cumplir sus compromisos con los ciudadanos y fijados por los responsables póliticos de los servicios. Asi de sencillo …………. para reconocer distinto a quien trabaje distinto, y haciendo una sencilla medición.
    A lo largo de este mes de junio en la Red Interadministrativa de calidad se vera un documento que hemos preparado en un grupo de Reconocimiento y que versa sobre como los sistemas de calidad pueden ayudar a evaluar el desempeño, cuando sea público os lo aportare. Tambien es muy sencillo y económico, solo hace falta líderes que apuesten por el cafe para todos, pero que sea para unos bombon, para otros con leche, otros cortado y otros cafe solo, sino coinicido con los excelentes funcionarios municipales, y el 75 % tenderemos a trabajar como para el cafe solo.
    Y que conste que a mi me gusta mucho el cafe bombon
    Un saludo

    Me gusta

    Responder
  7. Pingback: Trabajador público/Trabajador privado | trabajandomásporunpocomenos

  8. Pingback: Atención multicanal en las Administraciones Públicas para un ciudadano plural | trabajandomásporunpocomenos

  9. marisolzapatasalinas

    Que gran verdad, pueden mas ganas y motivación que edad, tengo compañeros de treinta que solo usan la tecnología para ir de compras y otros bien mayorcitos que vuelan en lasTIC.

    Me gusta

    Responder
  10. Pingback: 12 errores en el impulso y desarrollo de un proyecto o de acciones formativas eLearning | trabajandomásporunpocomenos

  11. Pingback: Profesionalidad, Administración y Agencia Tributaria | trabajandomásporunpocomenos

  12. Pingback: 5 reglas para hacer una buena presentación | trabajandomásporunpocomenos

  13. Pingback: La innovación y la reinvención como elemento de motivación del empleado público | trabajandomasporunpocomenos

  14. Pingback: 4 razones para no cambiar | trabajandomasporunpocomenos

  15. Pingback: 5 razones para usar la Gamificacion en el aprendizaje de los Empleados Públicos | trabajandomasporunpocomenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s