¿Pensamiento creativo en la Administración Pública?


IMG_20140313_104131

Toma de posesión

Gema T. Pérez Ramón

Aplicación práctica de las teorías de dirección: simplificar lo complejo, anticiparse a los acontecimientos, delegar en las personas. Todo ello es posible en nuestras organizaciones públicas.

En el nombramiento como funcionarios de carrera juramos o prometemos acatar y hacer cumplir la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico. El cómo se deja libre de compromiso.

Ser  jefe significa saber pensar. Algo tan obvio no siempre es tan evidente.

Simplificar lo complejo

  • La inteligencia del directivo que trabaja en la Administración Pública ha de ser ante todo práctica, capaz de simplificar lo complejo: no existe una realidad blanca o negra, nos movemos ante una gran escala de grises. Ha de ser capaz de valorar el matiz, los detalles e incluso las excepciones, pero no perder la visión de conjunto, el global.

Esto es fácil de decir, pero muchas veces, muchos días, la presión por conseguir unos objetivos, las dificultades que van apareciendo, las incomprensiones de unos y otros o la no siempre conseguida comunicación, puede confabularse para perder esa visión global.

Aplicación práctica: los llamados planes estratégicos de los que disponen muchas Direcciones Generales deben ser recordados periódicamente a todos los miembros de la organización.

Anticiparse a los acontecimientos

  • Otro de los rasgos valiosos desde el punto de vista intelectual es la capacidad de anticiparse a los acontecimientos. El milagro de nuestra mente es que es capaz de recordar el pasado e imaginar el futuro. Y con toda seguridad, ese futuro imaginado dependerá de las vivencias pasadas.

Deberíamos ser capaces de utilizar la proyección: imaginemos, visualicemos.

Veamos lo que podría pasar y revisémoslo a escala mental.

Se pueden buscar alternativas. También en nuestras organizaciones públicas.

Cuando va pasando el tiempo anclamos nuestras ideas, nuestros pensamientos, nuestros esquemas mentales, llegamos a creernos poseedores de la verdad absoluta. Es entonces cuando aparece la rigidez, la maldita rigidez de las administraciones públicas.

Ya que contamos con una insuficiente tasa de reposición del 10%, no jubilemos las mentes de los que todavía estamos.

Aplicación práctica: la implantación del expediente electrónico está suponiendo desde hace años una auténtica proyección a futuro de a dónde queremos llegar y se han planteado y se plantearán alternativas permanentemente.

Delegar en las personas

  • Trabajamos en una organización jerarquizada (art.103.1 CE) en la que las instrucciones emanan de los órganos directivos y los órganos subordinados las ejecutan. Y este modelo llega a todos los niveles. Se podría equiparar, aunque jurídicamente no es lo mismo, a la idea de delegar en las personas.

Dice Stephen Covey (“Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”) que el buen delegar transforma al subordinado en un individuo capaz de acometer tareas complejas con cierta autonomía.

La experiencia administrativa me lleva a poder afirmar que quien mejor conoce los procesos, los procedimientos, las aplicaciones informáticas y las reacciones de los ciudadanos a los que nos debemos, son quienes trabajan diariamente en nuestras oficinas. Los subgestores, los jefes de explotación, los jefes de sección, etc

El jefe que tiene a su cargo colaboradores con mayor experiencia que la suya en una especialidad deberá admitir sus ideas, sus pensamientos, sus proyecciones. Se trata de la llamada orientación al logro en la que el jefe aprende a confiar en sus colaboradores  porque hay un compromiso con el trabajo, con la organización e incluso con la propia satisfacción laboral.

Aplicación práctica : en Catastro estamos realizando este mes de marzo de 2.014 un cuestionario individualizado y anónimo a los casi 500 funcionarios que trabajan en las oficinas de atención al público en el que se les pregunta sobre posibles fallos en el servicio: en su organización, en los espacios y medios, en los procedimientos, en el equipo de personas que atiende al ciudadano. A partir de sus respuestas, nos replantearemos el modelo.

Estimular el pensamiento creativo

El pensamiento creativo puede fluir de forma natural (difícil), pero también puede ser estimulado: cuánto más se utilice más fluirá. Juguemos con las ideas con el fin de que nazcan otras nuevas, distintas, mejores o peores, ya se verá. El futuro no siempre es predecible, se puede inventar, crear.

Despertemos a las organizaciones públicas a la flexibilidad, a  pensar viendo lo general, a generar nuevas ideas, siendo creativos.

Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, 

de pronto,

cambiaron todas las preguntas.

(Mario Benedetti)

 

Anuncios

7 pensamientos en “¿Pensamiento creativo en la Administración Pública?

  1. Enrique Miguel Sanchez Motos

    Enhorabuena por ese cuestionario amplio y anónimo. Supone una gran conexion entre teoria y practica. Yo tuve que hacer una encuesta absolutamente anónima, a contracorriente, con la oposición de los sindicatos. Pero sea como sea es un excelente camino para movilizar al empleado y profundizar realmente en la implemantacion y evaluacion de la eficacia y la eficiencia.
    Imagino que estará previsto hacer públicos los resultados. Si fuera posible me gustaria conocerlos.

    Me gusta

    Responder
  2. Gema T. Pérez Ramón

    Gracias Enrique. Hicimos algo parecido en el año 2007 mediante una encuesta de clima laboral. Allí se vio que una de las grandes áreas de mejora era la comunicación y surgió el Plan de comunicación que llevamos años desarrollando.
    Te contaré en qué queda esta experiencia. En todo caso tenemos claro que sólo sirve si tiene consecuencias.
    Gracias de nuevo por tu participación e interés.

    Me gusta

    Responder
  3. Javier Valero

    Enhorabuena, Gema. Da gusto ver como continuáis esforzándoos por mejorar un poco más cada día el funcionamiento de la Administración. Y precisamente cuando la ola neoliberal-privatizadora parece que avanza sin límite. Como dijimos a principios de la década de los 90 “la cualidad ,más necesaria en un directivo público es la automotivación”.

    Me gusta

    Responder
    1. Gema T Pérez Ramón Autor de la entrada

      Gracias Javier, los que quedamos dentro hacemos lo que podemos, intentando seguir la estela de los que habéis pasado por la administración intentando siempre mejorarla.

      Me gusta

      Responder
  4. marisol zapata salinas

    Buenas tardes Gema. El título de tu escrito ya promete y el contenido no defrauda en absoluto. Es muy esperanzador comprobar las ideas y posturas de algunas personas como tu, que luchan a diario en su puesto de trabajo por mejorar el entorno y las condiciones de trabajo en esta Administración tan necesitada de cambios verdaderos. Como argumentas, simplificar lo complejo y adelantarse a los cambios deberían estar grabados en el ADN de cualquier directivo pero haces muy bien al principio de tu exposición al aclarar que aunque “ser jefe signifique saber pensar, algo tan obvio no siempre es tan evidente”. También debería ser obligado recordar los planes estratégicos a TODOS los miembros de la organización, ardua tarea teniendo en cuenta que, a veces, suelen ser los jefes quienes olvidan o distorsionan esos planes con tal de no perder su cuota de poder para molestar menos a un poder superior. Y es que a veces, en esta gran empresa humana llamada Administración Pública, se olvida el sentido común y se “estimula muy poco o nada el pensamiento creativo”. Y eso es lo que no puede suceder nunca, la falta de ideas nos dejaría sin respuestas para las nuevas preguntas, respecto a la bonita frase de Benedetti con la que terminas.Dejaré mi pesismismo a un lado, confiada en que algo, además de este blog, se está moviedo en la Administración para que todos mejoremos, tanto los trabajadores como la sociedad. Fuiste profesora en una mini-curso en Zaragoza y fue un placer escucharte (al igual que a Antonio Ansón). Te deseo mucha suerte y ánimo con tus ideas. Muchas gracias.

    Me gusta

    Responder
    1. Gema T Pérez Ramón Autor de la entrada

      Gracias Marisol, la Administración la hacemos entre todos. No es un ente abstracto como se prentende que lo sea. La administración somos personas y tenemos que luchar por ella. Me alegra que sigas nuestro blog, seguro que nos volvemos a encontrar.

      Me gusta

      Responder
  5. Pingback: 5 reglas para usar la videoconferencia en formación | trabajandomasporunpocomenos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s